22 sept. 2010

¡¡¡Ay de mí!!!

Mirad como estoy por tocarme una pequeña herida.



Llevo dos días que no paro de morderme mi rabito y claro se ha puesto tan feo que mi mami Maribel decidió llevarme al veterinario a ver que me pasaba. Cuando me echaron un vistazo no hubo duda, yo solita me había hecho más daño que el arañazo que me había dado en mi rabito.
Así que durante una semana, que dura el tratamiento de la cremita, yo tengo que andar con esta pinta.
Ya sabéis, compis, no os toquéis las heridas que si no os cambian el look.

6 comentarios:

  1. Estás en buenas manos, Maribel sabrá cuidarte muy bien, pronto estarás bien, cuidate

    ResponderEliminar
  2. Pobrecita qué carita no estoy segura si por la herida o por la protección para que no se muerda.
    Seguro que enseguida se pasa y a correr libre de nuevo.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. que carita de buena tiene,se ve que no le hace ninguna gracia tener esa campana en la cabeza.
    A ver si asi aprende a no lamerse las heriditas

    ResponderEliminar
  4. Hola no pasa nada , pero asi aprenderas a no correr ,detras de tu rabito , un besito de pitufa y alegra esa carita que no es tan malo.

    ResponderEliminar
  5. estoy dando un paseo por tu magnifico blog, felicidades
    un abrazo desde Reus

    ResponderEliminar
  6. As melhoras, amiguinha, depressa ficas sem a gola. Não podes mais morder a cauda, faz muitos dói dóis.
    Felicidades

    ResponderEliminar